La semana laboral de 4 horas, Timothy Ferris.

“La semana laboral de 4 horas de Timothy Ferris, es un libro que explica cómo pasar de una vida cotidiana ordinaria a una extraordinaria con más horas para ti y menos horas de trabajo. Este libro en particular me ha resultado muy útil pues he aplicado varias herramientas que el libro expone, y que me han contribuido para ganar más dinero»

Por Jeff Figueroa

No hace falta trabajar más

Timothy Ferris, nominado por la revista Fast Company como uno de «los hombres de negocios más innovadores», invierte en compañías que están empezando y es autor de La semana laboral de 4 horas, que ha figurado en las listas de éxitos de ventas de The New York Times, The Wall Street Journal y Business Weeek. Ha aparecido en más de cien medios de comunicación entre ellos The New York Times, The Economist, Time, Forbes, Fortune, la CNN y la CBS.

Si tu sueño es dejar de depender de un sueldo, viajar por el mundo a todo tren, ingresar más de 10.000 euros al mes, o simplemente vivir más y trabajar menos, este libro es la brújula que necesitas.

«Siempre que te descubras en el lado de la mayoría, es hora de detenerse a reflexionar». 

Mark Twain

Es un libro que está pensado para aquellas personas las cuales se sienten que están atrapados en una burbuja laboral donde todo es «normal», donde la sociedad te exije trabajar 9 horas diarias porque la ley lo dice, o bien porque es tradicional y pasa de generación en generación. Todos estamos pensando en una vida con logros y para nos dicen que debemos trabajar como burros, más 45 de horas semanales y suman las horas los fin de semana, el camino al trabajo, horas de colación, el regreso a casa y… Stop! ¿Cuándo nos daremos cuenta de la vida que llevamos? ¿Haz escuchado la siguiente expresión, o más bien queja? «El tiempo pasa tan rápido, antes el año era más largo. Recuerdo ayer cuando tenia 20» Qué locura estamos viviendo. 

La globalización que estamos viviendo nos está llevando a una muerte temprana, donde vivimos para trabajar, no nos damos cuenta de las personas que han pasado por nuestro lado, no disfrutamos de los momentos bellos que nos entrega la vida, no aprendemos de las señales de nuestro cuerpo y seguimos siendo»buenos trabajadores», con el honor por las nubes, donde si trabajas 60 horas eres el mejor trabajador de la historia, pero que pasa con tu vida, con tus amigos, tu familia, etc. En un respiro lamentas todo al final del cuento. Bueno, este libro me hizo confirmar lo que venia pensando hace rato, no me sentía cómodo con las horas asignadas, con el tiempo que debo viajar para llegar al trabajo y a casa, de las preocupaciones banales. 

El libro La semana laboral de 4 horas entrega una serie de argumentos, técnicas y propósitos para ser un Nuevo Rico y da a entender que no hace falta ser un super genio para vivir una vida llena de placer y disfrutarla como debe ser.

  • ¿Tengo que dejar mi trabajo? ¿Tiene que gustarme correr riesgos?. No a las dos cosas.
  • ¿Tengo que ser veinteañero soltero?. No
  • ¿Tengo que viajar?. Es una opción
  • ¿Tengo que haber nacido rico?. No
  • ¿Tengo que ser licenciado de una universidad prestigiosa?. No.

 El dinero ya no se lleva. Los nuevos ricos dejan de aplazar su vida para crear formas de vida lujosas en el presente, sirviéndose de las divisas del nuevo rico: tiempo y movilidad. Esto es a la vez un arte y una ciencia que denominamos diseño de vida. La vida no tiene porque ser tan dura. Existe una manera de obtener la re-compensación a una vida de esfuerzo sin esperar hasta al final.

¿La inusual conclusión? Las reglas de sentido común del mundo real son una frágil colección de ilusiones reforzadas por la sociedad. La amplia mayoría no encontrará nunca un trabajo que sea una fuente inagotable de realización personal, así que ése no es nuestro objetivo; es liberar tiempo y automatizar nuestros ingresos.

No sigas un modelo que no funcione, Si la receta es una porquería, no importa lo buen cocinero que seas.

1.- La jubilación es un seguro por si ocurre lo peor.

2.- El interés y la energía son cíclicos. Los nuevos ricos aspiran a repartir «minijubilaciones» a lo largo de la vida, en lugar de acumular la recuperación y el disfrute para la quimera del retiro dorado.

3.- Hacer menos no es vagancia. Hacer menos trabajo fútil para concentrarse en cosas de mayor importancia personal para uno NO es pereza. Esto nos resulta difícil de aceptar a la mayoría porque nuestra cultura recompensa el sacrificio personal en lugar de la productividad personal. Concentrante en ser productivo, no en estar ocupado.

4.- Nunca es buen momento.

5.- Mejor pedir perdón que pedir permiso.

6.- No te esfuerces por corregir tus debilidades; potencia tus fortalezas.

7.- Las cosas llevadas al exceso se convierten en lo contrario.

8.- El dinero por sí mismo no es la solución.

Por consiguiente, cuando se habla de diseño de vida no interesa crear un exceso de tiempo ocioso, algo venenoso, sino utilizar el tiempo libre de forma positiva, es decir, sencillamente hacer lo que quieras frente a hacer lo que te sientes obligado a hacer.

El distrés es malo, el eustrés es bueno.

Por distrés se entiende un conjunto de estímulos dañinos que te debilitan, te restan confianza en ti mismo y fuerza para actuar. Ejemplos son la critica destructiva, los jefes ofensivos.

Eustrés, por otro lado, es una palabra que la mayoría probablemente nunca haya escuchado. Eu -, el prefijo griego que significa «saludable», se usa en el mismo sentido en la palabra «euforia». Son estímulos para crecer. Quienes evitan las criticas fracasan.

A lo largo del libro se encontrarán con secciones denominadas «Preguntas y acciones» donde son retos para superar ciertos miedos y ser más confiados, estos ayudan a llegar a un nivel más alto, son muy recomendable de hacer. Un ejemplo muy bueno es cuando Tim pidió a uno de sus alumnos que se contactarán con personalidades muy importantes como ex presidentes de USA o gerentes reconocidos, esto nos da a entender que nada es imposible.

«No has de acumular, sino eliminar. No se trata de aumentar cada día, sino de disminuir cada día. Cultivarse a uno mismo culmina siempre en la simplicidad». Bruce Lee

El fin de la administración del tiempo: Ilusiones e Italianos

«La perfección no es no tener que añadir, sino nada que eliminar»

Pareto y su jardín: el 80/20 y liberarse de la futilidad

El 80% de la producción procede del 20% de los insumos. Otras maneras de formular esto mismo, dependiendo del contexto, pueden ser:

  • El 80% de las consecuencias se deriva del 20% de las causas.
  • El 80% de los resultados procede del 20% de los esfuerzos realizados y del tiempo invertido.
  • El 80% de los beneficios de una empresa proviene del 20% de sus productos y clientes.
  • El 80% del total de ganancias obtenidas en la Bolsa va a parar el 20% de los inversores y tiene su origen en el 20% de los valores de una cartera individual.

¿Qué 20% de causas son responsables del 80% de mis problemas e infelicidad?

¿Qué 20% de causas producen el 80% de mi felicidad y deseos cumplidos?

Mantenerse ocupado es una forma de pereza: pensamiento perezoso y acciones indiscriminadas.

Sentirse abrumado suele ser tan improductivo como no hacer nada, y es mucho más desagradable. Ser selectivo – hacer menos – es el camino hacia la productividad. Céntrate en lo poco importante e ignora el resto.

Es fácil dejarse arrastrar por un aluvión de nimiedades; la clave para no agobiarse es tener siempre presente que carecer de tiempo es realmente carecer de prioridades. Tómate tiempo para detenerte a oler las rosas.

La ilusión de 8 a 6 y Ley de Parkinson

«Vi un banco que ponía «banca 24 horas», pero yo no tengo tanto tiempo». Steven Wright

Los mejores empleados son los que sacan el máximo partido de sus recursos. El horario de 8 a 6 es arbitrario, este horario es una convención social y un legado anacrónico de medir resultados empresariales por volumen. ¿Cómo es posible que toda la gente del mundo necesite exactamente 9 horas para hacer su trabajo? Es imposible.

Como tenemos 9 horas que llenar, llenamos 9 horas. Si tuviésemos 15, llenaríamos 15. Si tenemos una emergencia y tenemos que salir del trabajo en 2 horas, pero tenemos cosas pendientes, milagrosamente logramos terminar esas tareas en 2 horas.

La Ley de Parkinson reza que una tarea crecerá en importancia y complejidad (percibidas) en relación con el tiempo asignado para llevarla a cabo. El producto final confeccionado en el plazo más corto será casi invariablemente de igual o mayor calidad porque tu concentración habrá sido mayor.

  • Limita tus tareas a las importantes, para trabajar menos tiempo (80/20).
  • Acorta el tiempo de trabajo para limitar tus tareas a las importantes (Ley de Parkinson)

La mejor solución es usarlas juntas.

El secreto para tener más tiempo es hacer menos cosas; hay dos maneras de llegar a esa situación, que deben ponerse en práctica al mismo tiempo:

  1. Escribe una lista de cosas que hacer.
  2. Escribe una lista de cosas que no hacer.

No hagas varias cosas a la vez. Si estableces bien tus prioridades, no tendrás que hacer varias cosas al mismo tiempo. Estás sufriendo de urgencia por saltar de una cosa a otra sin acabar la primera; haces más para sentirte productivo, aunque la verdad es que terminas menos. Otra vez: deberías tener, como máximo, dos tareas u objetivos que cumplir por día.

La dieta hipo-informativa: Cultivar la ignorancia selectiva

«Leer, después de una cierta edad, distrae demasiado a la mente de su actividad creativa. Cualquiera que lea demasiado y utilice poco su propio cerebro cae en hábitos de pereza mental.» Albert Einstein.

El diseño de vida se basa en la acción masiva: en producir. Para producir más hay que consumir menos.

Adquiere el hábito de preguntarte: «¿Voy a usar esta información en algo inmediato e importante?». No es suficiente utilizarla para «algo»; tiene que ser inmediato e importante. Si no cumple estas dos condiciones, no la consumas. La información es inútil si no se aplica a algo importante o si se te olvida antes de que puedas hacerlo.

Centrar el foco de atención «información justo a tiempo» en lugar de «información sólo en caso de».

Practica el arte de no terminar. Más no es mejor, y dejar algo a medias suele ser 10 veces mejor que terminarlo. Acostúmbrate a no terminar lo que sea aburrido o improductivo si un jefe no te lo pide.

En síntesis, el libro entrega una serie de herramientas aplicables a todos los niveles de vida, no solamente laboral, sino más bien practicas aplicables a la vida diaria. Esta obra se materializa en prácticas que el mismo autor pudo vivirlas en carne propia para luego atraparlas en su libro para que gente como nosotros, simples mortales podamos ser más felices, pónganles el nombre que quieran «re-ingeniería de procesos», «nuevo renacer», «prácticas gringas»,etc., lo importante es saber vivir la vida.

¿Quieres comentar?

Comentarios relacionados

El jardín de los inocentes, Carlos Pinto

“El jardín de los inocentes de Carlos Pinto, su segunda novela me ha dejado con la boca abierta. Historia narrada al estilo de Carlos Pinto

El silencio de los malditos, Carlos Pinto

“Un periodista consigue acceder a un peligroso delincuente a quien nadie ha podido entrevistar. En una pequeña sala dentro de la cárcel, el recluso inicia

Agente Sonya, Ben Macintyre

“Ursula Kuczynski Burton era madre, ama de casa, novelista, técnica experta en comunicación radiofónica, espía magistral, saboteadora, fabricante de bombas, combatiente de la Guerra Fría

El hombre equivocado, John Katzenbach

“Ni los sobornos ni las amenazas lo disuaden, y todo comienza a adquirir tintes de pesadilla. Cuando el investigador asignado al caso aparece muerto, la

Suscríbete si quieres la primicia

Te informaremos de las novedades que tengamos
gratis
Categorías

Suscríbete a nuestro sitio web

Te informaremos cuando publiquemos un nuevo comentario.