El jardín de los inocentes, Carlos Pinto

“El jardín de los inocentes de Carlos Pinto, su segunda novela me ha dejado con la boca abierta. Historia narrada al estilo de Carlos Pinto hace que sea aún más emocionante y atrapante al momento de leerla. Nos hace dilucidar que las historias se construyen de acuerdo a las decisiones que se toman.”

Por Jeff Figueroa

Un estudiante de medicina que realiza abortos clandestinos se ve involucrado en la muerte de una muchacha durante una de sus intervenciones. Al ser acusado de robar implementos desde su universidad, aprovecha ese delito menor para pasar una breve temporada en prisión y así eludir la investigación por la joven fallecida. Desobedeciendo sus advertencias, su novia decide continuar con el macabro negocio a pesar de no tener mayores conocimientos.

El sagaz y experimentado detective Facundo Pineda se vuelve la principal amenaza para la pareja, debido a su obstinación y su olfato, e insiste en buscar los nexos entre dos hechos muy distintos que lo acercarán a la verdad. Su sed de justicia lo empuja a escudriñar demasiado, llevándolo a un camino sin retorno.

Una vez más, el periodista y conductor Carlos Pinto se inspira en un dramático caso real para develar los oscuros derroteros de individuos que, por malas decisiones, cruzan el límite de la moral y la legalidad, y para quienes matar se convierte en la única salida.

«Nadie hacia presagiar que el jardín de los inocentes sería un completo éxito»

Perspectiva del autor

En una entrevista en YouTube Carlos Pinto entregó su mirada de su segunda novela El jardín de los secretos, que tiene que ver con una mirada desde lo humano, es decir, desde la construcción-experiencia humana que provoca a veces un desenlace fatal. La vida es un constante cambio dice Carlos, pero que hay personas que en su falta de conciencia y de responsabilidad comenten errores que son irreversibles. 

«La pérdida de la libertad es una consecuencia de la falta de responsabilidad de nuestros actos»

Esta frase simple pero a la vez muy potente tiene lógica y sentido esencial humanitario, que es la libertad. ¿Qué es lo único que nos pertenece irrefutablemente como seres humanos? Ser libres. Esta palabra me parece que es la más importante en cuanto a la naturaleza humana, pues es lo único propio que no puede ser revocado. De lo contrario, estaríamos dentro de un sistema totalitario que nos anularía por completo. Dejaríamos de ser humanos por esencia.

Entonces, lo que nos quiere decir Carlos Pinto en sus novelas es que primero somos humanos, y desde esa aceptación nos ayudará a diluir la amargura de la vida. Esta aceptación disminuiría la culpa y la sensación de angustia por los horrores que cometemos. Don Nicanor Parra a quien admiro mucho citó a un escritor francés del siglo XIX en el programa de televisión El Show de los Libros haciendo alusión al libro La jerarquía de los cornudos que según él la única manera de evitar los cuernos, es aceptándolos de antemano. Ósea que, la aceptación de la esencia humana como tal disminuye el dolor.  No olvidemos que en nosotros campea más la misericordia que otros atributos. 

El autor Carlos Pinto hace un trabajo excepcional en cuanto al desarrollo de los personajes pues él los construye desde la esencia humana que he comentado, y desde esa construcción humana se genera un vínculo con el lector pues este se siente identificado. A mi parecer esto es de una genialidad pura. En sus dos novelas que ha escrito, el lector se ha sentido identificado con los personajes, se ha creado el vínculo que es esencial para seguir leyendo. El autor  dice que las novelas deben cautivar o entretener al lector, de una lectura liviana que permita seguir leyendo, y tiene toda la razón.

El autor aplica toda su sapiencia dramaturga de un director de cine para cautivar al lector y hacer de esto una obra maestra.

Perspectiva del lector

  • ¡Espectacular! Casi perfecto.
  • Impactante. Con un estilo extraordinario, sólido y directo.
  • Nos sumerge en una historia que juega con nuestras emociones.
  • Superó mis expectativas. Un libro que te atrapa de principio a fin.
  • Para los fanáticos de Mea Culpa, el libro trae de vuelta las mismas emociones.
  • ¡Excelente!
  • Adictivo, intrigante, crudo y honesto.

Estos son algunos de los comentarios que se encuentran en la contraportada del libro de personas que leyeron la novela. Esto es una muestra de lo que genera el relato de Carlos Pinto. La conexión entre el lector y la historia, la identificación con los personajes.

El libro para ser sincero lo leí en no más de 4 días, y es un libro que tiene casi 500 páginas, ósea, puedo decir fehacientemente que es un libro atrapante, cautivador y entretenido. Al principio te enganchas con la historia, no la quieres soltar y te das cuenta de que llegas al final y quedas nuevamente con un vacío que solo llenan las obras literarias como esta. Como lector quisiera continuar leyendo, pero todo tiene un final. 

Con respecto al mensaje del libro me hace entender que las historias y grandes relatos, descubrimientos y aciertos de la humanidad han sido por seres humanos. Debemos comprender y aceptar nuestra esencia humana para disminuir el dolor. Que la pérdida de libertad es la falta de esa esencia de la cual hablo, y que sin esta somos piedras. 

El ser humano desde su primitiva existencia su función ha sido sobrevivir, y esto no se ha arraigado en nuestro cerebro que sigue funcionando para dicho fin. En otras palabras, ahora que ya he leído esta obra me ha ayudado a entender que el ser humano no ha cambiado su forma primitiva de existencia y que los crímenes que comete se deben a esto. Trata de sobrevivir.

Mujer y sociedad

La mujer y su rol en la sociedad quizás es uno de los temas más en boga en nuestra sociedad, y más importantes también.

Lo menciono porque de esto trata el libro, de los abortos clandestinos, de la falta de responsabilidad en cuanto a la educación sexual y de la falta de seguridad que conllevan estos procedimientos.  En el libro hay varios casos de abortos que en general fueron niñas adolescentes. ¿Qué querrá decir esto? Bueno, podemos entender que Chile se ha estado desmarcando de un paternalismo los últimos años y que el rol de la mujer en la sociedad ha cobrado más fuerza. Esto quiere decir que, la mujer se siente con mayor libertad y autoridad frente a los hombres, que muchas veces caen en el desmedro del rol de hombre, pues se creó un ambiente de guerra entre ambos polos, pero eso es harina de otro costal. 

La mujer hoy es más libre y más empoderada de si. Lo que está perfecto para igualar la cancha. Por muchos años el hombre abusó de la mujer y la anuló, y está bien que ambos comiencen a complementarse. Pero, según lo que nos relata Carlos Pinto en su libro nos falta camino por recorrer como sociedad.

Queda a exposición que la mujer se lleva todo el peso de errores en común, y que muchas de ellas están solas, sin nadie que pueda orientarlas a tomar una mejor decisión. En Chile el aborto libre no está permitido, y al no estarlo se crea un mercado negro, una clandestinidad donde acuden estas personas. 

¿Dónde debemos poner el ojo para disparar la bala?

Muchos casos de abortos se da por una falta de educación sexual entre los jóvenes. Hoy en día están mucho mejor informados de las consecuencias, pero no las asimilan. Tenemos un exceso de información que estimulan a no seguir las reglas y no aceptar ciertos límites. Creo que en esta materia el rol de los padres es fundamental en cuanto a la educación sexual de sus hijos y educación en general para todo tipo de materia. Cuantos de nosotros hemos visto padres que regalan aparatos tecnológicos  a sus hijos desde una temprana edad donde el acceso a información restringida está permitida. ¿Dónde está la entrega de responsabilidades, de herramientas para la sobrevivencia, los valores de lo que es correcto y no? A mi parecer, creo que es ahí donde fallamos.

¿Cuántos padres son ignorantes en cuanto a lo que hacen y no hacen sus propios hijos? Yo creo que muchos, y ¿Por qué? porque están esclavizados a sus trabajos, dicen no tener tiempo para hacer cosas con sus hijos o simplemente no conversan, no hacen sobremesa, cada uno se toma su taza de café viendo televisión o leyendo algo poco informativo en la pantalla de sus celulares.

La familia se construye en base al respeto, la autoridad y valores. Muchos padres creen que comprando artefactos, juegos de computadora o los últimos celulares a sus hijos, estan supliendo esta carencia de valores, autoridad y crianza. 

La vida se construye en base a nuestras propias experiencias y las experiencias de los demás.

Recomiendo totalmente el libro, los atrapará y no los soltará hasta que terminen.

¿Quieres comentar?

Comentarios relacionados

El silencio de los malditos, Carlos Pinto

“Un periodista consigue acceder a un peligroso delincuente a quien nadie ha podido entrevistar. En una pequeña sala dentro de la cárcel, el recluso inicia

Agente Sonya, Ben Macintyre

“Ursula Kuczynski Burton era madre, ama de casa, novelista, técnica experta en comunicación radiofónica, espía magistral, saboteadora, fabricante de bombas, combatiente de la Guerra Fría

El hombre equivocado, John Katzenbach

“Ni los sobornos ni las amenazas lo disuaden, y todo comienza a adquirir tintes de pesadilla. Cuando el investigador asignado al caso aparece muerto, la

A caffeine

“Barista: How do you take your coffee? Me: Very, very seriously.” Por Jeff Figueroa Over the centuries, people have created many rituals to accompany the

Suscríbete si quieres la primicia

Te informaremos de las novedades que tengamos
gratis
Categorías

Suscríbete a nuestro sitio web

Te informaremos cuando publiquemos un nuevo comentario.